domingo, 18 de marzo de 2018

La historia oculta del gato en el sombrero

El gato en el sombrero - Dr.Seuss

The cat in the hat (en español el gato en el sombrero) es una obra literaria del escritor Theodor Geisel, más conocido como Dr. Seuss. La obra, para quienes no la conocen, trata sobre un gato antropomórfico que acompaña a dos hermanos (Sally [mujer] y su hermano cuyo nombre nunca sabremos) e intenta entretenerlos mientras la madre de los chicuelos no está. El libro es bastante simple y entretenido de leer, por lo que es imperativo que lo lean si están interesados en la literatura infantil. Pero esta obra no solo es interesante en cuanto a la historia, sino que oculta un profundo significado que pocos comprenden.

Sinopsis:


Al inicio del libro, muestran a nuestros queridos protagonistas mirando por la ventana cómo su madre los deja, mientras ven bailar tres árboles. De la nada, el gato llega a su casa para entretenerlos. En su intento para alcanzar su objetivo, empieza a hacer ciertos trucos, a lo que el pez (la mascota) de los hermanos tienen los reprime. El gato en actitud cínica empieza a equilibrar la pecera del pez sobre un paraguas como una manifestación contra sus alegatos. El gato posteriormente hace malabares con distintos objetos. **Flash foward** Más avanzada la historia, cosa una y cosa dos aparecen desde una caja roja y empiezan a causar caos en el hogar. El pez en medio del caos, ya finalizando la historia, avisa que la madre está por regresar así que el gato saca un instrumento multiuso que les ayuda a ordenar. Y fin.

En la primera lectura no se muestra una historia demasiado compleja, ni tampoco interesante de analizar; sin embargo, este texto es una fiel descripción de la teoría psicoanalítica de Sigmund Freud.

La ida de la madre (que es el evento que gatilla la historia) y el detalle en los árboles es lo que da el primer pie para este análisis. La madre, ya que no hay padre, toma el rol de autoridad y protección. Cuando ésta se va, los niños quedan a la merced de lo que quieran hacer. Aquí es donde viene la importancia de los árboles. Los arboles danzantes en este contexto es una simbolización fálica (relacionado con el pene y la erección y todo aquello), y si lo ligamos a lo anterior es una señal del despertar del “ello” (los impulsos sexuales/animales del ser humano). La aparición del gato (el ello) es el impulsor argumentativo de la búsqueda de la satisfacción de necesidades primitivas de los protagonistas, y lo hace atrayendo a los jóvenes con lo que llama “trucos”. Pero de inmediato aparece el Pez y los reprime… ¿Por qué? Esto es porque el pez es un símbolo de un aspecto cultural importante que hay que considerar: la moral cristiana. Básicamente, su intento es evitar que los niños sigan los deseos hedónicos ya que desatarían los peligros asociados con el despertar de las necesidades primarias. El gato como muestra de protesta lo ocupa como instrumento de entretención en actitud totalmente cínica, virtualmente diciendo “abajo con la moral, abajo con Dios”.

Posteriormente el gato hace malabares con diversos objetos que encuentra, pero (¡aja!) éstos son símbolos que tienen significancia en la cultura occidental, y por tanto los desvirtúa.

Aquí es donde se pone más interesante aún, Seuss introduce una gran caja roja de donde salen posteriormente Cosa 1 y Cosa 2… ¿qué es esta caja? ¡Pues es la mismísima caja de Pandora! (y nótese por demás que es roja, un color altamente sexual). Cosa 1 y Cosa 2 representan, respectivamente, el ego (el mediador entre la persona y la realidad) y el superego (el juez que castiga o premia las conductas morales).


Teniendo ya la trinidad de la personalidad (el ello: el gato; el ego: cosa 1; y el superego: cosa 2), el caos se desenlaza; ya no pueden controlar el hogar. Entre todo este caos, el pez vuelve a intervenir y les dice que la madre está a punto de llegar. Aquí ocurre un cambio brusco y firme por parte de los protagonistas, quienes al volverse conscientes del caos de sus vidas (ya que en eso consiste la casa) deciden abortar todo y deciden que tienen que afrontar las consecuencias. Aquí es donde vuelve el gato y trae con él un instrumento que les limpia la casa. Éste instrumento es la representación del psicoanalista y de su poder de hacer que todo vuelva a estar en orden.

En conclusión, la obra el gato en el sombrero es una representación no del poder del psicoanálisis, sino que de las consecuencias de no poder manejar tu vida y tus impulsos.
¿Qué opinan del análisis? ¿Están de acuerdo? ¡Den su opinión en los comentarios! 

No hay comentarios. :